embarazo ectópico cytotec

Cuando el ovulo es fecundado se desplaza para posicionarse en el útero donde debe desarrollarse el embarazo, en el caso de un embarazo ectópico el ovulo fecundado se desplaza pero no llega al útero y se adhiere en alguna otra parte del sistema reproductivo femenino como en un ovario, en el abdomen o en el cuello uterino pero usualmente se implanta es en las trompas de Falopio; ninguna de las áreas donde puede quedarse el ovulo fecundado tiene suficiente espacio ni produce el tejido nutricional que necesita el embrión para desarrollarse, del mismo
modo, solo lograría hacer estallar el órgano al que se adhirió a medida de su crecimiento.

Normalmente lo que sucede es que el ovulo no viaja lo suficientemente rápido por alguna obstrucción para llegar a posicionarse en el útero como debería ser.

A pesar de ser una situación poco frecuente a cualquier mujer puede sucederle y es una condición riesgosa debido a que puede provocar ruptura en las trompas de falopio y producir un derrame de sangre peligroso llegando a causar la muerte a más de una mujer si no se trata a tiempo. Los casos más frecuentes de embarazos ectópicos se dan en mujeres que pasaron por un proceso de esterilización anteriormente o que tuvieron un embarazo ectópico antes.

Los síntomas varían entre dolor abdominal fuerte, sangrado, mareos y malestar general pero solamente un médico ginecólogo puede diagnosticar si el embarazo es ectópico a través de un ultrasonido o una prueba de sangre.

Los embarazos ectópicos no pueden llegar a término ya que el producto de la concepción no es capaz de desarrollarse bien fuera del útero y el crecimiento del mismo solo genera daños graves en la madre, por lo tanto, los embarazos de este tipo deben tratarse con medicamentos o cirugía para evitar que siga su crecimiento y proceder a su extracción lo más rápido posible.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Open chat
1
¡Hola!
Powered by